Navegación y cruceros

Existe un número creciente de puertos deportivos y clubes náuticos en Malasia en los que es posible cazar la vela mayor, tirar de una driza, izar un spinnaker y dejar que las brisas tropicales le lleven a destinos nuevos y apasionantes.

Situado entre los grados uno y siete de latitud Norte, la mayoría de las veces Malasia disfruta de un clima apacible todo el año. El húmedo monzón del noreste arrecia entre noviembre y marzo, a lo largo de la costa oriental de Malasia Peninsular, así como en Sarawak y Sabah.

Incluso durante esta estación, existen períodos con buen clima y aguas tranquilas. El monzón del suroeste arrecia entre abril y octubre. Normalmente, los navegantes de yates con rumbo al oeste viajan durante el monzón del noreste y los que van rumbo al este, durante el monzón del suroeste.

Históricamente, ha estado en el centro del comercio marítimo regional, y continua siendo así en la actualidad. El estrecho de Malaca en la costa oeste es la ruta principal que toman los navegantes de los yates que viajan de Australia a Tailandia, África y Europa.

La costa este es mucho más tranquila y tiene muchas islas con extraordinarios lugares para atracar, relajarse, hacer submarinismo y abastecerse de todo lo necesario. Los principales puertos aquí son Mersing, Kuantan, Kuala Dungun, Marang y Kuala Terengganu, mientras que las cautivadoras islas de Tioman, Perhentian, Redang y Kapas también ofrecen servicios básicos.

Malasia Oriental se está haciendo cada vez más famosa por la navegación a vela y como escala para los navegantes procedentes de costas lejanas. Los que lleguen a Sabah por el Este pueden navegar con rumbo Oeste rodeando la costa y parar en increíbles destinos antes de continuar su viaje hacia Malasia Peninsular.

Consejos claves

  • Los visitantes con yates tienen que presentarse en cada nuevo puerto, en donde los responsables le darán la bienvenida. La mayoría entiende inglés y los trámites se resuelven rápidamente.

  • Al llegar a Malasia, tiene que visitar los departamentos de inmigración, naval, de aduanas y de salud (este último en caso de que se requieran procedimientos de cuarentena) y al Capitán de puerto.

  • Los dueños de yates tendrán que presentar los pasaportes de la tripulación, un certificado original de registro de la embarcación, el sello del barco (si lo hay) y los documentos del despacho de aduanas del último puerto visitado.