Granjas frutícolas

Apúntese a un exótico y jugoso festín yéndose de excursión a una granja frutícola malaya. Con unas 370 especies de frutas en nuestros huertos, esta es una oportunidad de oro para degustar la colorida cosecha que ofrece Malasia.

Muchas granjas frutícolas abren sus puertas al público para recibir visitas. Algunas preservan los extraños y exóticos árboles frutales para fomentar la agricultura local, lo que permite a los turistas probar las frutas como parte de la visita. Además de los conocidos favoritos tropicales, como mangos, papayas y melones, podrá probar mangostinos, frutas del dragón y pomelos.

Los visitantes deberían, al menos, probar el “rey de las frutas”: el durián. Todos sus aspectos son distintivos, desde su gran tamaño hasta su olor único y su cáscara cubierta por espinas. La cremosa carne de la fruta emite un fuerte aroma (algunos dicen que repulsivo), incluso aunque la fruta no esté abierta. Las variedades de los durianes tienen nombres exóticos, como Red Prawn, Green Skin Ang Bak, D604, Red Litter y Golden Pillow. Es fácil visitar granjas de durianes y adquirir paquetes especiales para bufés de durianes.

Consejos claves

  • Busque opciones en línea para conseguir buenas visitas a unas granjas frutícolas.

  • El durián es una fruta de temporada. Si está esperando a una fiesta de durianes en Malasia, asegúrese de que visita el país cuando sea temporada para garantizar que disfrutará de la fruta de mejor calidad a un buen precio.

  • Hay algunas opciones de estancia en familias disponibles para quienes deseen unas vacaciones rurales, así que busque en línea para encontrar buenas alternativas.