El arroz con pollo es uno de los platos más populares de la cultura china malaya. Desde el famoso arroz con pollo de Hainan hasta el pollo cocido al vapor, cocido o asado. El arroz con pollo en Malasia no solo está disponible en muchas cafeterías o restaurantes o puestos ambulantes chinos, sino también en cadenas de restaurantes y puntos de ventas especializados. La mayoría de los platos de arroz con pollo se sirven con tiras de pepino, normalmente acompañados con sala de chile casera y jengibre o ajo machacado y una sala de soja oscura. Hay variantes de arroz, entre las que se incluyen el aromático y sabroso arroz aceitoso amarillo de Hainan. El arroz con pollo se acompaña de un cuenco de sopa y de intestinos, mollejas e hígados de pollo, entre otros.

El arroz con pollo se sirve en bolas de arroz en Malacca, conocido como "bolas de arroz con pollo". En lugar de utilizar un cuenco de arroz, al arroz se le da forma de bolas del tamaño de una pelota de golf y se cuece con el pollo. En Ipoh, el pollo con arroz cocido a la cantonesa se sirve con brotes de judías cocidas al vapor y arroz blanco normal.