Malasia se sitúa en el Sudeste asiático y se organiza en 13 estados y tres territorios federales. Está dividido por el mar de China Meridional, con 11 estados y dos territorios federales (Kuala Lumpur y Putrajaya) en Malasia Peninsular y dos estados y un territorio federal (Labuan) en Malasia Oriental, en la isla de Borneo.

Muchas áreas históricas de Malasia, como Penang, Kuala Lumpur, Malaca y Kuching, son testamento de la rica diversidad del pasado del país. Desde el dominio de los antiguos reinos hasta las conquistas de otros imperios, la historia malaya es tan colorida como sus monumentos, festividades y culturas únicas.

Malaca fue uno de los primeros sultanatos malayos del país, que sería colonizado por los portugueses en 1511 y por los holandeses en 1641. Tras haber establecido bases en Penang, Singapur, Malaca, Kota Kinabalu y Kuching, los británicos consiguieron dominar la región a partir del siglo XIX.

El dominio británico se desmoronó cuando los japoneses invadieron Malasia durante la II Guerra Mundial. Entre 1942 hasta 1945 el nacionalismo se alzó en el país. Esto continuó después de que la Guerra Mundial y la ocupación japonesa terminasen. La nación, entonces llamada Federación de Malaya, obtuvo la independencia de los británicos en 1957.

Los territorios británicos de Borneo Septentrional obtuvieron la independencia en 1963, y se alinearon con los estados peninsulares y con Singapur para constituir Malasia el 16 de septiembre de 1963. Sin embargo, las disputas entre los partidos gobernantes en Malasia y Singapur supusieron que este último se separase de Malasia en 1965.

Consejos claves

  • La arquitectura de los viejos edificios a menudo ofrecen pistas sutiles para conocer la historia local. Por ejemplo, las estrechas casas adosadas que hay a lo largo de Jalan Tan Cheng Lock (antes Heeren Street) en Malaca disimulan hábilmente unos edificios con mucho fondo, algunos de 20-30 metros. Esto se debe a que a las casas malayas construidas durante el dominio holandés se les aplicaba impuestos basándose en el ancho de la fachada del edificio, por lo que los edificios eran estrechos pero extremadamente largos. Para visitar estas casas, vaya al Centro Cultural (Heritage Centre) situado en el nº 8 de Heeren Street, en Malaca.

  • Preste atención a los monumentos conmemorativos de guerra diseminados por el país, como el Faro de Tumpat.