<

Monumento Conmemorativo a la Guerra de Kundasang

El Monumento Conmemorativo a la Guerra fue uno de los primeros monumentos en homenajear a los valientes prisioneros de guerra australianos y británicos que murieron en Sandakan durante las infames marchas de la muerte a Ranau que tuvieron lugar durante la II Guerra Mundial.

El monumento, que parece un fuerte, fue diseñado por un arquitecto local llamado J.C. Robinson. Tiene cuatro jardines entrelazados pero independientes que representan las patrias de los fallecidos: un jardín australiano, un formal jardín inglés de rosas, un jardín de borneo con flores salvajes de Kinabalu y, en el nivel superior, el jardín de la contemplación con un espejo de agua y una pérgola.

El monumento está abierto para visitantes locales y extranjeros, no solo para apreciar los perfectos jardines, sino para recordar a los que sacrificaron sus vidas por la libertad de otros. Está abierto a los visitantes y el precio de la entrada es mínimo.
Mapa de Vista